Documentos revoluciones árabes

Ante el interés que suscita los recientes cambios en los países árabes decidí divulgar algunas reflexiones e informaciones que están a mi alcance.

Es interesante visitar la nueva página creada por Casa Arabe a proposito de los mencionados procesos:

http://www.casaarabe-ieam.es/noticias-arabes/show/cambio-en-los-paises-arabes-informacion-y-analisis

También web islam informa puntualmente:
http://www.webislam.com/

Otros enlaces de interés:
http://www.kaosenlared.ne/

http://www.diagonalperiodico.net/

http://www.boletin.org/index.jsp (al fanar traductores)

http://english.aljazeera.net/

Egipto: de la revolucion de Tahrir al proceso democrático

Amr al Shobaki (escribe en misr al ayoum)

Este es un resumen que hice tras la audición de la conferencia dada en casa árabe por el mencionado periodista
http://www.casaarabe-ieam.es/casa-arabe-tv/show/313?pes=1


El regimen de Mubarak no tenía una estructuración ideológica de proceso político, a diferencia de Sadat o Nasser. Esta ausencia de proyecto político, unido al deterioro social y ciudadano por parte del régimen (inseguridad, torturas-represión política como la de Jaled Said, penuria económica...) Entre 15.000 y 20.000 personas se manifestaron contra la muerte de Jaled Said en contra de la tortura y su asesinato “todos somos Jaled Said” con una manifestación en diciembre del 2010 de 400.000 personas. Las elecciones pasadas donde se consiguieron el 97% de los votos por parte de Mubarak, diseñadas por Ahmed A'ish (secretario del partido del poder) con una fortuna de 18.000 millones de dolares, fueron la consecuencia del dominio de los empresarios mafiosos que controlaban el escenario político. También en 1981 Sadat persiguió a todos sus adversarios políticos, expulsando del parlamento a parte de la oposición.

Otro cuestión que aumentó la tensión fue el cómo trato a los jóvenes el ex presidente Mubarak: “o respetais a Mubarak o si quereis cambios teneis que apoyar a mi hijo (su heredero)” El querer traspasar a su hijo el poder fue atravesar una línea roja, sobre todo porque se dio por hecho la aquiescencia de la población. No se podía imaginar el éxito de la movilización a través de internet pues solo 400.000 personas tenían acceso a internet, además en diciembre también se convocó a través de internet y no funcionó.

La gente que se manifestaba no tenía una ideología definida, había militantes de izquierdam liberales, de hermanos musulmanes, etc. Se sentían humillados por la sucesión del régimen. La revolución participaron todos los estratos de la población egipcia, incluida la clase media que siempre se parapetó de la gente humilde con barrios fortaleza por un posible supuesto acoso. Son los jóvenes los que han roto esa imagen. Por otro lado estaba el cliché occidental de elegir entre Mubarak y al-Qaeda.No había esolganes religiosos ni anti-occidente. El mundo árabe era como una excepción ante la modernidad y la democracia, todo esto se ha quebrado, el pueblo ha hecho una revolución democrática

El futuro y porvenir. El primer reto, fue una revolución sin líderes, movimiento político nuevo, puede haber partidos nuevos, “la república de la plaza de tahrir”, en tahrir no había partidos, ni movimientos sociales. Segundo reto, los miedos ante los cambios (radicalización, caos, corrupción, problemas económicos, debilidad de las instituciones del estado). Tercer reto, los islamistas. Apuestan por la via democrática turca, en las elecciones del 2005 obtuvieron 88 escaños. Cuarto reto, los militares. Dificilmente el ejército se mantendrá en el poder. La relación de los militares y el pueblo árabe es muy diferente a otros países como latinoamérica. En Egipto hay un respeto al ejército, muchas guerras, muchos mártires. El enfretamiento fue contra las fuerzas del seguridad del ministerio del interior. No le preocupan los islamistas, ni el ejército, si le preocupa como se construirán las instituciones democráticas y se organizara el estado social. Si no se construye con solidez el ejército puede intervenir.

No hay comentarios:

LE BASI "Un cómico frente al Islam"

Por qué no voy a reírme de Mahoma... Todavía. Una respuesta completa sobre un tema esencial.

No pasa semana sin que algún periodista me interrogue con tono acusador: “Usted se burla del cristianismo pero, ¿por qué no se atreve a hacer lo mismo con el Islam?” (...) Nadie, por ejemplo, me ha preguntado por qué no me burlo del budismo, el hinduismo, el confucianismo y otros tantos sistemas religiosos. “Lógico —pensarán ustedes— estas religiones no son tan agresivas y fanáticas. El problema es la violencia del fundamentalismo islámico.” Sinceramente, no creo que sea mucho más fácil montar un show contra Shiva en Varanasi que contra Mahoma en Teherán. Pero volveremos a esto punto más adelante.
Pincha aquí para leer todo el artículo