Gente de la Edad Media

En la Edad Media el hombre era la cumbre de la creación.
La fealdad era el estigma de lo rechazable para el cristiano (se representaba como seres feos al musulmán, a los judíos, o a la gente inmoral...)
No se representó la sonrisa hasta el siglo XII. La risa se manifestaba brutalmente, no se contenía. Todo es excesivo en su manifestación.
La Iglesia reprueba las “fiestas de los locos” se celebraban el 1 de enero y todo se hacía al revés. O el martes de carnaval “protesta satánica contra la cuaresma”
Diariamente bebían entre un litro y litro y medio de vino, de poca graduación.
Desequilibrio de las fuentes proteínicas, los glúcidos eran hasta el 80% de las calorías sobre todo por el pan. Se comía unos dos kilos por persona y día.
La leche de animales no se consumía sino en quesos o cuajadas.
El cabello suelto en la mujer apelaba al erotismo, en público se escondía, sino se la podía acusar de prostitución.
El cornezuelo en las espigas de trigo tenía efectos alucinógenos (drogadicción involuntaria)
La lepra la contraía entre el 2 y 3% de la población. Eran pecadores por tener la enfermedad.
Así mismo el epiléptico era un poseído.
Las cifras solo tienen un valor simbólico, uno tres siete, doce, seis veces seis más allá de lo que se puede contar con una mano, se vendía “un bosque” o “una tierra” Se ignoraba la edad y a veces la parentela, hasta los hijos!
No existía la devoción actual hacia los niños, pero se cuidaba a los niños, eran futuros productores, no como ahora, consumidores.
Habitual uso de las prácticas anticonceptivas y el aborto clandestino, una de cada 10 mujeres no sobrevivía al parto, Estaba prohibida la cesárea.
Entre el 25 y 30% de los bebes morían al nacer.
Cuando una mujer daba a luz gemelos se pensaba que la mujer se había acostado con dos hombres, a muchos se las mataba por esa supuesta infidelidad.
El apadrinamiento consistía en que alguien llevaba de la mano al nuevo cristiano. El agua como rito de paso.
La Iglesia no veía bien los mimos pues Dios quedaba en un segundo plano.
En la Edad Media el ciego era recurso cómico. Las primeras lentes fueron de berilo en el XIV.
El tacto, el beso para todo, cultura del gesto.
La monogamia fue una norma impuesta por S. Pablo, así como solo follar para procrear. Se hizo el placer delictivo. La mujer era solo el recipiente del semen. La desnudez no tiene el papel excitador que le damos, pero si las manos y el cabello. La Iglesia aceptó la prostitución e incluso la regentó.
Se llevaba la misma ropa todo el día, y toda la noche!
En la boda la lluvia de cereales fue el símbolo de fecundidad. El derecho de pernada apenas se practicó.
Las casas tenían poca luz, casi a oscuras. Amuebladas con una cama (pegada el cabecero a la pared, costumbre de la prehistoria para no ser sorprendidos), baúl, mesa y poco más.
Todas las civilizaciones precristianas se basaban en el ocio (¡!), pero se transformó con el trabajo como vía de redención espiritual, sobre todo después de disminuir la esclavitud.
No existía la competencia, ni la publicidad (sin ánimo de lucro), se aprendía en el tajo, el objetivo en el trabajo era el beneficio común, no estaba bien visto el espíritu emprendedor.
El hombre penetraba (con la reja) y fecundaba (con las semillas) la tierra, era normal que fuera atribución masculina
El paisaje era como una sabana salpicada de árboles. Mucho tuvo que ver la Mesta. Institución ganadera que supuso la transformación del paisaje en una vasta estepa y fue la ruina de los campesinos y la base de las grandes propiedades señoriales.
En la Edad Media el hombre solo estaba perdido, no había palabra para nombrar la soledad humana.
El bien común debe primar. Y sobre los asuntos de fe no se discutía, el orden del mundo es que Dios quiere. No había posibilidad de progreso o pensamiento alternativo. Estaban mal vistos los avances, también en el terreno práctico, el progreso no era un ideal.
En cuanto a la identidad, no había un pueblo unido, ni conciencia de pertenecer a una patria o nación, ni lengua compartida, ni fronteras. Si había un conjunto unificado de creencias: el cristianismo.
Primaba el poder guerrero y el poder de la Iglesia. Esta última era la guardiana de todo lo escrito y la poseedora de la tercera parte del suelo, por eso fue el principal de los órdenes sociales medievales.
El orden social estaba dominado por Dios, descansa sobre los tres ordenes oratores, bellatores y laboratores. Fue una sociedad inmóvil, la gente se resignaba a su destino. Este esquema se resquebrajó por varias razones: el nacimiento del burgués, la simonía que desacreditó este orden perfecto culminado por el papado.
La iglesia permitió la servidumbre y la esclavitud.
Ciertamente la Violencia fue una costumbre muy arraigada. Verbal, los insultos, venganzas. Y física, sacaban el cuchillo con facilidad.
La guerra fue generalmente entre señores por problemas de origen familiar. Otra razón preponderante fue la de una piedad agresiva o “yihad” cristiana contra el musulmán. Ejemplificada en las cruzadas que fueron un movimiento de masas.
La ley, como siempre, lo que intentaba era consolidar el poder de los ricos.
Pero lo de los potros de tortura fue una expresión un tanto ocasiona. Triunfó el arbitraje en muchas ocasiones. También existió la ordalía, en la que el culpable tenía que realizar algunas pruebas para salvarse.
El extranjero fue una amenaza. Ya Pablo de Tarso distinguió entre cristianos y gentiles.
El antisemitismo y el racismo no tiene sentido en la Edad Media.
La aristocracia tiene que conocer su linaje, los muertos mantienen la gloria de los vivos. La Iglesia es la guardiana de la memoria.
Aunque la moda se circunscribió a unas élites, subsidiariamente influyó en toda la población. Los colores en la moda, hasta el año mil fueron el blanco, el negro y rojo, en los XII y XIII el azul. Y verde y amarillo a final de la Edad Media.
Es relativo hablar de un pensamiento medieval. Paso tanto tiempo entre G. de Tours y S. T. de Aquino que este último y Sartre. Lo habitual fue practicar el deísmo simple y burdo.
No tiene sentido la afirmación moderna de que el hombre es un animal evolucionado. Para la Edad Media era la imagen de Dios.
En la Edad Media no hay ni rastro de admiración por las universidades, pues el poder pensaba que todo lo que las rodeaba era desorden.
Pedro Lombardo habló de los pecados capitales por primera vez en el XII, también de la primera lista de sacramentos, orgullo-soberbia, vanidad, envidia, avaricia, ira, gula, lujuria y más adelante pereza

Ideas sacadas de “gente de la edad media” de R.Fossier

No hay comentarios:

LE BASI "Un cómico frente al Islam"

Por qué no voy a reírme de Mahoma... Todavía. Una respuesta completa sobre un tema esencial.

No pasa semana sin que algún periodista me interrogue con tono acusador: “Usted se burla del cristianismo pero, ¿por qué no se atreve a hacer lo mismo con el Islam?” (...) Nadie, por ejemplo, me ha preguntado por qué no me burlo del budismo, el hinduismo, el confucianismo y otros tantos sistemas religiosos. “Lógico —pensarán ustedes— estas religiones no son tan agresivas y fanáticas. El problema es la violencia del fundamentalismo islámico.” Sinceramente, no creo que sea mucho más fácil montar un show contra Shiva en Varanasi que contra Mahoma en Teherán. Pero volveremos a esto punto más adelante.
Pincha aquí para leer todo el artículo