LIBROS: Irán

Claire Tréan: IRÁN, entre la amenaza nuclear y el sueño occidental.
Pnínsula 2006, 252 págs.

Interesante ensayo de la periodista francesa. Consigue tomar el pulso de la calle y describir las sensaciones que tienen los iraníes con el cambio de paradigma tras la caída de los reformistas. Empieza el libro emitiendo algunas opiniones un poco excesivas para mi punto de vista. Si es verdad que el nuevo presidente M. Ahmedinayad ha despotricado contra occidente e Israel volviendo a la retórica de la época Jomeini. Pero de ahí, a que la escalada islamista sea tan grave... parece que aboga por el “choque de civilizaciones” aumento de la crispación islamista en Egipto, con la progresión parlamentaria de los Ijuan Muslimin, la subida al poder de Hamás, la victoria de Hezbollah contra Israel de este verano pasado, el gobierno islámico de Erdogan, el avance del islamismo moderado en Marruecos, la coalición chií iraquí, pro iraní, que subió al poder, etc. En fin, nos pinta un panorama desalentador, califica a Ahmedinayad de “espantajo islamista” Parece que su sorprendente elección era un voto contra los mullahs, ahora parece tener más popularidad que cuando lo eligieron. Ella afirma, cosa que pude constatar, que los iraníes están muy volcados a occidente, que el conflicto en Oriente Próximo no les importa y que no odian a Israel y EE.UU. tal y como nos dicen, quizá odien más a los árabes que a los israelíes. Parece que lo que más les importa a los iraníes es que se les reconozca como gente normal por el resto del mundo, pues su forma de vida no dista mucho de la que se pueda llevar en cualquier otra parte del mundo.

Chema

No hay comentarios:

LE BASI "Un cómico frente al Islam"

Por qué no voy a reírme de Mahoma... Todavía. Una respuesta completa sobre un tema esencial.

No pasa semana sin que algún periodista me interrogue con tono acusador: “Usted se burla del cristianismo pero, ¿por qué no se atreve a hacer lo mismo con el Islam?” (...) Nadie, por ejemplo, me ha preguntado por qué no me burlo del budismo, el hinduismo, el confucianismo y otros tantos sistemas religiosos. “Lógico —pensarán ustedes— estas religiones no son tan agresivas y fanáticas. El problema es la violencia del fundamentalismo islámico.” Sinceramente, no creo que sea mucho más fácil montar un show contra Shiva en Varanasi que contra Mahoma en Teherán. Pero volveremos a esto punto más adelante.
Pincha aquí para leer todo el artículo